domingo, 16 de marzo de 2014

Salida del Klan 16/3/2014, mucho aire en movimiento


Después del sábado de Javier, hoy tocaba rutilla tranquila. La propuesta era ir a Alsasua, subir Urbasa, bajar a Estella y volver por Puente la Reina y Campanas.

Sin embargo, el viento ha hecho esta mañana acto de presencia, continuando con el guión que había escrito el día de la Javierada. Hoy no tocaba madrugar. En el punto de reunión hemos aparecido Ramontxu y yo. Andoni ha llamado para decir que iba tarde y que nos juntábamos en Ororbia.

Así que Ramon y yo hemos arrancado con tranquilidad y hemos dirigido nuestros pasos hacia Ororbia. Por aquí tendría que pasar también el CCE. Sin embargo, no hemos visto ni rastro del pelotón. Después de la batalla de ayer, ¿estarían las piernas demasiado cansadas? Al poco de llegar, ha aparecido Andoni. Ya el grupo completo hemos comenzado a pedalear hacia Irurzun. El fuerte viento del norte hacia nuestro avance penoso. Hemos decidido cambiar el recorrido y refugiarnos del fuerte viento frontal en el Puerto de Zuarrarrate y, después, en el Valle de la Ulzama.

Así que, desde Irurzun, hemos girado para comenzar con la ascensión al Puerto de Madoz. Hemos decidido subir a ritmo tranquilo, de charla. Andoni pedaleaba en el "troncomovil" (ha decidido dejar la Pinarello en casa, esperando que le llegue la nueva CKT). Hemos coronado el alto y nos hemos tirado para abajo. En la bajada hemos tenido el único incidente del día: en un bache se ha caído la bolsa del sillín de Ramon. La hemos recuperado y hemos reemprendido la marcha.

En Lecumberri hemos parado a reponer fuerzas. Andoni, que se sentía fuerte, ha propuesto volver por Beruete. Pues dicho y hecho, segunda ascensión del día: el Alto de Beruete. Hacia tiempo que no lo subía y he sido capaz de subir a ritmo de mantener una conversación, a pesar de tener alguna rampa del 13 por 100. Tras la bajada rápida, hemos llegado a Jaunsaras. Hasta Ilarregui el viento nos ha vuelto a azotar de cara, así que tocaba tirar de fuerza y avanzar. A partir de aquí, la carretera gira y ya el viento ha sido de culo y hemos comenzado a volar. Hemos llegado a Pamplona con 95 kilómetros. Nos ha parecido que la cifra no era muy adecuada, así que hemos decidido, a propuesta de Andoni, que era una buena idea hacer la vuelta a Erro. Dicho y hecho, los tres nos hemos encontrado pedaleando por Zuriain, Larrasoaña y Zubiri. Ramon decía que no podía ser: que su idea era acompañarnos a Irurzun y que ya llevaba 100 kilómetros en las piernas. Hemos subido Erro con tranquilidad, unos mejor y otros pasándolo un poco peor, pero disfrutando del dia y de la carretera. Cuando desaparece el viento, se esta francamente bien.

Bajada rápida y vamos hacia Urroz a velocidad de vértigo, con viento de culo. Paramos en la fuente de Zunzarren y Ramon me da una crema milagrosa que calma la irritación que siento en la planta de los pies (llevo calzado de invierno y ya estamos rondando los 20 grados).

En Urroz giramos hacia Pamplona y el viento se vuelve a cebar contra nosotros: nos azota de cara y de lado, llegando a hacer difícil estar encima de la bici. Tirando de fuerza, conseguimos llegar a Pamplona, con 150 kilómetros en las piernas y 2.000 metros de desnivel ascendido. Hemos disfrutado de una buena compañia y hemos sabido sufrir el fuerte viento.

Otro dia mas, pero mejor... sera dificil.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.