lunes, 22 de julio de 2013

domingo, 21 de julio de 2013

Mi Indurain 2013


De camino a la salida veo a Pakopar parado en Burlada, pero declino su invitación para tomar un café y sigo para Villava. Para las 8:30 estoy en la salida y ya tengo gente delante, entre ellos el presi y Carlos el músico. A mi lado se ponen un par de CCE vestidos de Purito. La espera la aprovecho para poner bien el chip.

La salida la hago bien. Me imagino que con tanta rotonda nos llevarán neutralizados, como así es hasta pasada la rotonda de Itaroa. Pero al contrario que en la Pamplona la gente no sale disparada y vamos a ritmo sostenido, un primer grupo de 100 ó 150 ocupando toda la calzada. En Mendioroz llegan Emi, Javi Longas, Joselu…que han salido más atrás y se han dado un calentoncillo para coger el primer grupo. En el repecho de Villaveta sufro un poco pero vuelvo a enlazar y llego a la rotonda de Aoiz con los primeros.

En la cuesta del primer túnel me pongo a ritmo y voy pasando gente hasta que cojo a un grupo en el que van Joselu, Juanjo Altuna y Pruden Indurain. Corono con ellos y para abajo a mil tirados por Joselu. En el tramo hasta el otro túnel vamos rápidos, hacemos un grupo de unos 20 con más CCE, Alberto Tomás y Patxi Manterola, y echamos mano a otro grupo que iba delante en el que va David Armendáriz.

Segundo túnel de nuevo a ritmo y para abajo a mil. En la bajada Pruden me da un susto al pasarme por la derecha por el arcén y así llegamos en fila de a uno hasta el tercer repecho. De nuevo a ritmo desde abajo, coronamos casi todos juntos aunque alguno se ha quedado cortado en la subida.

En el tramo hasta Oroz-Betelu voy disfrutando, deprisa, pero con el viento que ayuda y en un grupo grande en el que no se me ocurre asomarme a la cabeza. Un poco antes de Olaldea empiezo a notar algo raro en el culo, y me doy cuenta de que el sillín  se me está aflojando. Mierda!!!, con lo bien que voy y ya hemos pasado lo peor…No paro en el avituallamiento porque llevo comida y he cogido dos bidones que aún me duran. Al principio me pongo de pié con cuidado, pero como el sillín se me mueve bastante prefiero seguir sentado, no vaya a ser que al ponerme de pié se caiga.

Subo el puerto hasta Garralda sufriendo por no poder ir de pié, entre gritos de Pruden de “un puntico menos, lo importante es hacer grupo”, que los que van tirando hacen caso a veces.
En el repecho después de Garralda el grupo se parte en dos, aunque nos volvemos a juntar antes del cruce de Espinal. En el cruce está el tráfico cortado y entramos en la curva por toda la izquierda, enfilando totalmente el grupo, el foral del cruce no dice nada. Los repechos antes de Espinal de nuevo sentado, y con una sensación cada vez peor en el sillín. Así subo Mezquíriz, que sentado me cuesta más y arriba está Chusmi que se mete en el grupo para abajo.

La bajada la hacemos también muy rápida, con Pruden de nuevo como un tiro. En el grupo vamos ahora Joselu, Juanjo y yo del CCE, además de Chusmi.
En Viscarret y en Lizoain me extraña la gran cantidad de coches que hay parados en el arcén. Para nosotros muy bien que corten el tráfico, pero una faena para los que iban a pasar el sábado al campo o al monte. Llegamos a Erro, sigo sentado, y preguntándome si podré subir el puerto a chepazos.

A mitad de subida un conocido que viene en el grupo me pregunta que tal voy y le cuento lo del sillín. Pruden me oye y se ofrece a parar y apretarlo. Le digo que no hace falta pero que si tiene una allen que me la deje. ¿Es de abajo del sillín? Ah entonces la del 6. Me pasa la llave y dudo si parar o seguir. Un poco más arriba nos animan Diego y Miguel Aurrecoechea y yo finalmente decido parar en la última curva del puerto.

Aprieto el sillín en un minuto y a tope hasta coronar. Corono entre coches parados y el avituallamiento y me lanzo para abajo a ver si engancho al grupo. Tengo un grupo de cuatro delante y los cojo un poco antes de terminar el descenso, donde también paso a Miguel Indurain que se va para Eugui al encuentro de la larga, supongo.

En el llano los del grupo empezamos a relevos y enseguida cogemos a David Armendáriz, que baja muy bien y que al empezar a bajar me llevaba 50 mts y al terminar 200. Seguimos a relevos, pero entre el fuerte viento en contra y la alta velocidad, 40-45 km/h, dejo de pasar porque bastante tengo con aguantar. Cogemos otro grupo pequeño, en el que va Joselu, que se ha debido descolgar y seguimos hasta Olloki, yo aguantando a rueda, pero por fin con el culo firme.
David de nuevo se pega unas series como un campeón, porque vamos unos quince y casi nadie pasa al relevo.

La entrada por Olaz me parece peligrosa, con el adoquín, las curvas…y finalmente llegamos a Villava, donde vemos en la penúltima curva a un ciclista que se acaba de caer.

En meta el cuenta me marca 102 kms y 33,9 km/h de media. Le devuelvo la allen a Pruden y a comentar la jugada y a rehidratarse.
He disfrutado como un enano, a pesar del puto sillín.

Y con esto doy por terminada mi temporada, Ahora me paso a la carrera a pié. Nos veremos en diciembre y ya os seguiré por el blog.
Sed buenos.

Lokomotoro


Mi Induráin 2.013 con Los Tres Mosqueteros

JK puntual como un reloj suizo en el pirulí a la hora acordada. En el bar Unzu de Burlada, esperan JaviK y Goiko. Estos tres serán Los Tres Mosqueteros, que saldrán en mi defensa durante todo el día. Café de rigor, al que no quiere unirse Lokomotoro que debe de cumplir con los de su nivel ciclista. Mi gran labor de grupo del día, es colocar correctamente el “chip” a JK y JaviK, ¡algo es algo"!.

Retomamos el acercamiento a Villava. En la parilla de salida ya hay un buen grupo, cuando faltan casi 30 minutos. Pequeño despiste entre tanta gente y nos colocamos “en le cajón”. Se incorporan Andoni y Ramontxu. Charla para hacer pasar el tiempo. Cuando se va a dar la salida, nos encontramos aproximadamente algo más retrasados de la mitad del paquete.

La salida se hace lenta, debemos de estar en la corta el grueso de los 1.450 inscritos. Enseguida la salida deja de agobiarme, es más tranquila que la Pamplona-Pamplona. No se ven muchas locuras de cruces, adelantamientos, etc.. Llegamos al polideportivo de Olaz y esto suena a salida CCE.

Toca pillar grupo bueno.  A la altura de la rotonda de Egüés, Kepa nos anima. Vamos adelantando hasta encajar en un numeroso grupo que vuela hacia Aoiz. Algunos hacen la goma y otros se va quedando en el camino. Nos hemos distanciado de los siguiente. Goiko me aconseja, bebe, ponte a la derecha, que si hay caída es más fácil de salir, …. Lo de bebe me lo repite constantemente, para estar hidratado y que luego no tenga calambres.

La subida al primer túnel hace que el grupo se estire. Nosotros ponemos martxeta e intercambiando palabras entre nosotros y algún que otro rutero. Bajada rápida con el obús con Goiko al frente. Grupito ya reducido hasta el segundo túnel. Veloz bajada, esta vez soy yo el vuelo, por tema de gravedad.

Cuando comenzamos la subida del túnel de Lakabe, ponemos piñón adecuado y para arriba pasando a bastante gente que se queda sorprendida por la dureza de estas rampas. Goiko para a evacuar aguas y nosotros para abajo, esta vez con un poco más de prudencia y a la espera del barranqués. Pronto nos da alcance y nos integramos en un grupico que ya no dejaremos hasta el avituallamiento de Olaldea. Mucha gente en poco espacio. La ventaja que tengo yo, es que con mi altura en segunda o tercera fila pillo aquarios para dos, Goiko que se ha quedado cuidando las bicis y para mí. Yo no quiero comer nada, solo beber. Me adelanto para subir tranquilo el puertecillo.

Poco antes del último km, me alcanzan. Coronamos con sensación de estar un una salida cotidiana, poca gente tanto delante como detrás. Seguimos pasando a algunos.

En el cruce de la carretera de Roncesvalles, cabreo de un foral al no hacer caso mis compañeros sus indicaciones del carril a seguir. ¡Que esta el trafico abierto!, gritaba. Yo como hombre obediente, lo hago correctamente, jejeje.

A mis gregarios, “les ordeno” que pasen a segundo plano para hacer yo la entrada triunfal en Espinal, donde deben de estar esperando mi señora y la hija mayor con su mozo. Txasko, ¡no hay nadieeeeeeeeee!. No habrán hecho caso de mis indicaciones y les habrán parado de camino. Efectivamente, pasado Biskarret están. Parada para saludos, abrazos y besos. Despedida y para Erro.

Comenzamos el puerto de Erro y vuelven los amagos de calambres. Me hundo sicológicamente, ¡otra vez!. JK, cuan mejor amigo del hombre, se queda a mi lado a pesar de decirle varias veces que siga. Sufro más por él, que por lo que le espera, subir piñones y estirar cuando viene el amago subido en la bicicleta. Me va dando alientos, pero ya no hay nada que hacer, si no paciencia. En el alto esperan JaviK y Goiko. Pese a los consejos, casi peticiones de los tres mosqueteros, no debo parar, porque si paro igual no me monto otra vez.

En la bajada, voy estirando algo. Bajo con normalidad. En el llano, con el de Iturmendi de sombra, vamos en un cuarteto con unos de Colombia. Nos alcanzan otros, la cosa se va acelerando. Goiko que todavía no es consciente de mi problema, se pone a cabeza estirándonos como cuello de jirafa. Vuelven los amagos. Subir piñones y veo como se aleja el grupo. Por detrás Javik me dice que enlace, le digo que no puedo y como el hombre tiene que fichar, va desapareciendo con otro grupeto. JK aparece y se pone delante aguantando mi deteriorado ritmo, mirando más veces hacia atrás que los divinos corredores del encierro. En la cuesta de Antxoritz, aparece Goiko a la contra. En la cuneta otro acalambrado hace mala letxe, ¡para los pocos km que me quedan, me tengo que bajar a estirar!. Este cuarteto más o menos organizado, porque en las cuestas tenemos que poner ritmo de KaraKol, se ve sobrepasado por varios pequeños grupos.

Sin más contratiempos, llegamos a Villava. Un puñado de críos piden como locos botellines, porque no alegra un poco, les lazo uno y parece que fuera el de Froome. Me sube la moral, jajaja.

En la meta, cervecitas y demás viandas. Saludos a amigos y simpatizantes, jejeje. Juan Mari Guajardo nos da la enhorabuena ….. ¿Porque?, le dice su vecino barranqués. ¡Porque habéis llegado y con bien!, es para facilitar. Razón tiene este hombre curtido en mil batallas ciclistas.

En meta, el Garmin me marca 104 km y 26,7 km/h de media, con 34 ºC de Tª máxima. Si hubiéramos mantenido el ritmo ……

GRACIAS A LOS TRES MOSKETEROS. Lo mejor del día la camaradería.

P.D.: JK no me quería dejar solo ni subiendo la cuesta seminario. ¡Que gran hombre!.

Pako


martes, 16 de julio de 2013

14 de julio POBRE DE MI


Me paso por Olaz a las 10 de la mañana pensando que estaremos pocos y sin ganas de pelea.(Craso error)
Pocos estamos (Solamente 3) pero los otros dos son Magallón y Manterola, así que preparaté. jajajajajjajajajja
Arrancamos y como Patxi dice que tiene que volver para las doce se pone a tirar como un animal.Magallón que le ve tampoco se queda atrás y aquí el mendas chupando rueda como puede. (Vamos...que me han dado la mañana).
Antes de Sorauren vemos a lo lejos un Eguesibar que viene de frente y que se dá la vuelta para incorporase al "grupo". Tampoco ahí tuve suerte ya que era otro fiera (J.Altuna). Juanjo se pone conmigo y me cuenta que ha salido después del encierro y que nos acompaña hasta Ripa para darse la vuelta hacia casa.
En cuanto Juanjo nos abandona el bikote se vuelven a poner nerviosos y a toda hostia de nuevo.
Parada a rellenar bidones en Larrainzar y contrarreloj por equipos hasta Atarrabia.
El amigo Jose Luis me hacía gestos con la mano cuando cruzábamos Arre.jajaja
Tampoco hay mucho más que contar :  para las 11 y media Patxi en casa y 32.6 de media.

Como tengo tiempo me decido a ir hasta Agorreta y allí me encuentro con Jorge,Pascual y un UCN que bajan de Erro.
Parada a tomar un café en la terraza de Zubiri y volvemos para casita más contentos que una castañuela.