domingo, 10 de marzo de 2013

Javierada 2.013 B ó C

Hoy toca madrugar un poco más. En lugar de ir a Olaz, mejor hacer la salida individual hasta alcanzar al menos la carretera general de Monreal, en previsión de adelantamientos peligrosos a los peregrinos caminantes. No me equivoco lo más mínimo, porque en la zona de las huertas de Taxonar, un montón de chiquillería ocupa más de cien metros de toda la calzada. Pié a tierra, dando voces a duras penas consigo que me dejen un hueco para pasar. A un monitor le digo que tengan un poco de educación para dejar un mínimo paso y la contestación es “que somos muchos”. Está claro que por estas tierras de Europa, el pelotón la multitud, el fuerte, siempre quiere poner sus leyes y machacar al pequeño, ¡pays!.

Salvado el pelotón, vuelvo a montar en la bici a tengo que ir sorteando con facilidad a pequeñas unidades que caminan unas por la izq., otras por la dcha. y otras por el centro. Un ruido tengo en la bici que no acabo de localizar. En el puente me alcanza JK, que ha tenido unos pensamientos similares al mío.

El viento sur-este nos azota fuerte. En amena txarla vamos haciendo los primeros kms. Santi, Jorge, Pascual y Alberto nos pasan a buen ritmo, tienen prisa para llegar a la hora del almuerzo a Javier, celebran algún cumpleaños. JK me ha impedido seguirles algún km a sabiendas de los que son y a donde van, ¡trankilidadddd!. Llevan a remolque otro cicloturista, que pronto se verá descolgado y el “chupa ruedas” se pone detrás mía hasta la Venta de Judas, donde paramos.

Por el camino nos cruzamos con AndoniMaraton y el Sr. Secretario que hacen el camino a pié. Acostumbrado a la Javierada de “las mujeres”, me da la sensación de que hay mucho peregrino. Adelantamos a los primeros bajando Loiti, entiendo que estos llevan toda la noche caminando.

Parada en la Venta de Judas a la espera del grupo. El puesto de avituallamiento comienzan a montarlo. Estoy bajo de bebida y generosamente me dan una lata de Aquarius. Entre tanto llega el grupo delantero. Pasan los minutos, me empiezo a quedar frío, JK me hace una señal para partir a la espera que nos alcancen pronto. El Cajero nos adelanta. Podemos engancharnos o otro grupo de triatletas, pero el sabio me hace señal de que no. A nuestro tran tran, pasamos Liédena, subimos hasta el hotel Yamaguchi y afrontamos el camino de Javier.

Al poco ya vemos venir al primer grupo al que nuevamente JK me aconseja que no les sigamos. Esperamos al segundo y esta vez sí me autoriza a  incorporarnos. Alguna unidad del grupo primero siente en sus piernas los km y la velocidad y cae maduro en las garras del nuestro. Conforme se va empinado la carretera, en grupo se convierte enracimo.

Bajada a Javier, no vemos a K`s. Le digo a JK que nos vamos a tomar café al bar del fondo. Café en toda regla y vuelvo a mirar la bici para intentar localizar ese ruido-roce que tengo. ¡Jodé! el antisalida que me roza en el plato pequeño. A la furgo donde con la ayuda de David y Txusmi lo quieto.

Parece ser que este año no hay foto de grupo, ………. La peña sale y para cuando me doy de cuenta ya estoy el último con Ramontxu, Minúskula y David. Tanto hablar y tan poco pedalera, como diría el Azote. Total que comenzamos a bajar y ni rastro de ciclistas en el horizonte, ¿volarán?.

No es que vayamos despacio, pero ante este panorama de desolación para qué ir un poco más fuerte si el desgaste nos puede pasar factura al final. Pillar a lo invisible, difícil.

Pasamos Liédena y comenzamos a afrontar las cuestas que conducen a la Venta de Judas. Viene a nuestro auxilio, JK, el Azote, Goiko. Luego descolgados del grupo precedente, Emilio, Juantxo, que buscan grupo para hacer la vuelta. Tenemos unos malos entendidos con un coche de policía camuflado, que no nos deja ir por el carril reservado a peatones para facilitar el tráfico, cuando en este tramo no hay ni un solo peatón, …….

En la Venta de Judas nos alcanza un grupo de UCN. Hasta Lumbier vamos a pesar de JK y mío ocupando toda la calzada con algún coche nervioso que quiere adelantar. ¡Tampoco es esto!, tenemos que cumplir todos, que luego la fama nos la llevamos todos. Rompemos el grupo, el Azote sigue con ellos a darse un poco de traka.

A la salida de Lumbier pincha Juantxo. Se nos une CarlosBe, que ha parado en el pueblo. Cambio de rueda y con JK inconmensurable, que se traga kms a lo Obeko sin un mal gesto y sin despeinarse. ¡Me decía que no estaba en buena forma!, ¿que será cuando este en forma?.

Vamos tragando kms, con cierta facilidad por el viento a favor. En las cuestas se baja un poco el ritmo ante alguna que otra debilidad. En el cruce de Noain se despide Emilio. Hasta el cruce de Mendioroz seguimos la misma tónica. En este punto esperan unos cuantos CCE a la espera de la furgo para cambio de rueda.

La llegada a Huarte se hace como de costumbre desgranados, ante la falta de fuerzas de unos y las ganas de llegar de otros.

Bonito día, con dos partes muy diferenciadas y sin mojarnos en toda la mañana. Espero alguna krónika de “otras Javieradas”, pasando la responsabilidad a Lokomotoro que es el más animado últimamente a la realización de la krónika. Muy de agradecer, porque no cuesta mucho y las vivencias relatadas nos alegran la semana.

Pako

 


0 comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.