lunes, 10 de diciembre de 2012

El Paso de Ballet del Azote

Con el tiempo justo, llego al polideportivo donde ya hay un grupo majo de CCE. A punto de partir, aparece el Azote, hace un giro o pirueta y zassssss !!!. Es un paso de ballet sobre una placa de hielo. Todos miramos atónitos. Intentamos ver sus bajos encantado, pero lleva un culotte largo que nos deja con las ganas. Cuan resorte se levanta, ante tan mal paso, diciendo ¡no pasa nada!, ¡sigamos la función!. Nuestros bajos se suben a lo alto y con más miedo que “el platanito”, salimos de uno en uno, está vez sí muy despacio.

La bajada de Olaz y posterior subida a Olaz-Txipi, parece un reguero de pepitas de oro en un río, muy distanciados unos de otros. Lo mismo ocurre en la bajada del hotel Don Carlos.

Al incorporarnos a la variante de Villava, tenemos que ceder el paso a los Iruñako. Paran en la gasolinera, suponemos que con ánimo de que no vayamos todos juntos.

Camino de Ostiz, la carretera está mal, se aprecian zonas heladas y los camiones pasan cerca de nosotros. Hay que tomar precauciones, guardar distancia de caída y sobre todo ver el asfalto. Si vas en el grupo pasas por encima de lo que hay, pase lo que pase, luego, ufffffffffff. El Azote, al que no le han hecho caso hoy cuando se ha puesto a tirar, creyendo que íbamos despacio, se ha bajado a cola de grupo. ¡Como debe de estar de fuerte el tío!. El paso de ballet y posterior levantá, lo demuestra.

Nos adentramos en la ultzama. Los Iruñako nos alcanzan. Nosotros en lugar de dejarles ir, nos “acoplamos detrás de ellos y logramos hacer un pelotón de más de cincuenta tíos, ocupando una cuadrilla de metros. Acojona vito desde atrás. Lo de acoplar lo digo porque se ve a los azulones, en perfecta formación de a dos y al CCE con un anárquico, dos, tres, espacio, dos, espacio, …… Ves una formación, ves la otra y da sana envidia. Iruñako circula a velocidad constante, con relevos constantes y la velocidad del “mas flojo”. Cuando son tiempos de guerra, a muerte, pero sin matar, …….

El cruce hacia Gerendiain, nos separa afortunadamente. La carretera sigue  en mal estado. Giramos en Larrainzar y se produce la separación. Unos parece que les persigue La Sombra del Diablo y otros nos reagrupamos comandados por Mari. Pronto se ve como el grupo primero pierde algunas unidades. La subida a Guelbenzu se hace tranquila, con todos en grupo compacto. El Azote ha subido a cabeza con Obeko, que se ha descolgado al no querer entrar en estas guerrillas.

La bajada con mucha precaución, hace que me descuelgue unos metros. Es igual, hoy lo prioritario es la seguridad.

Al igual de en Guelbenzu, la subida a Markaláin se hace a un ritmo más que asequible. Esto se parece más a los azulones, pero sin relevos.

En la bajada, Mari se lleva un susto a notar como se le va la bici. Como luego me dice, estaba mirando donde poder caer, para minimizar el golpe. Más precaución hasta llegar a las zonas rectas.

En el cruce de Orrio nos esperan. ¡Para que parar si dentro de poco te vas a quedar!. JaviK y yo continuamos despacio txarlando. Antes de Cildoz ya nos alcanzan y nos sobrepasan los de la punta de la fletxa.

En el cruce de Oricáin, de nuevo esperan a la llegada del “culatín” o parte trasera de la fletxa. Nosotros seguimos a nuestro aire. Se nos incorpora Juan Ramón, que ha salido a la contra y pronto desperdigados CCE.

La rotonda de Arre nos bifurca. Unos para casita y otros a alargar. Es pronto, entorno a las once treinta. Miravalles es el punto de separación de los que se van para Zubiri y el mío. Pese a tentarme el Azote, profiero ir más tranquilo haciendo la vuelta de Aranguren.

Me despido de José Luis y como de un paseo relajante fuese, voy disfrutando del paisaje, la esplendida mañana que se ha quedado y de ver como ha salido el personal a pasear, como los caracoles cuando sale el sol.

Pasados los altos de Ardanaz, me alcanza Ramontxu. En muy amable conversación, completamos la vuelta al valle. A destacar el precio bastante alto que cobran en “Las 24 h de Lemans”. Ha declinado participar por su alto costo. ¡Despacio se puede hacer todo lo que quieras!, dice el amigo Ramontxu. Razón tiene, pero tanto, tanto, …… Quiere animar a que alguno se apunte a hacer 24 horas por los alrededores de Pamplona. Lo siento, pero conmigo no cuentes, amigo.

90 km con sensaciones muy dispares. Pena tener que volver a casa en lo mejor del día.

Pako


7 comentarios:

Ciclo Turistas de Navarra - Nafarroako Zikloturistak dijo...

Vayamos por partes :
Los de cerca de Bilbao no nos caemos,NOS TIRAMOS.
Cuando llegaba ví caras largas de los Osasunistas y como buen amigo pensé que lo mejor era daros una alegria. Así que me tiré de la bici con poses de comedia y os hice sonreir (A los que me quieren bien) y descojonarse (A los que no me quieren tanto).
Sobre lo que comentas de ir detrás de los Iruñako,visto desde atrás me recordaba al septimo de caballería perseguido por el ejército de Pancho Villa.jajajajjajaj.
Mejor fuimos una vez que no separamos y el alargue estuvo bastante bien.

Sobre lo que comenta el del Goiherri de hacer la QH sin dorsal,no me parece la mejor idea.
Para eso es mejor hacerla otro día (QuebrantaEguesos o Kebrantahuesos)

El Azote

Pako dijo...

Tirar, tirar, .... te tiras todo lo que encuentras por delante, jajaja.
¡Si el Pas de Ballet estuvo genial!. Virtuosismo total.
De las caídas tontas hay que descojonarse un poco hombre. Ya tenemos la caída de la escoba y la del charco.

La Sombra del Diablo dijo...

Auuuuuuuuuuuuu......... viene caliente la semana

Tête de Souris dijo...

Te vas a enterar, Mala Sombra, jajaja

Pako dijo...

¿Otro?

Ciclo Turistas de Navarra - Nafarroako Zikloturistak dijo...

jejejejej... será el espía de la Cia que se ha afrancesado para despistarle a la Sombra.

El Azote

La Sombra del Diablo dijo...

! Cabeza de raton !
Como tendra el resto ? .jo,jo,jo........

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.