martes, 26 de junio de 2012

Mini krónika QH 2.012


A las 07:30 salida escalonada hasta que a las 07:42 pasamos por debajo del arco de salida. Enseguida el asunto se acelera con adelantamientos por derecha e izquierda, aunque al ser amplia la calzada no entraña mayor peligro.

Al salir de Sabiñánigo nos encauzan por la autovía con lo cual no hay sensación de agobio en ningún momento. Desde este punto hasta el comienzo de la subida a la zona del Eroski en Jaca ocurre 4 accidentes que necesitan la presencia de ambulancias. La bajada hacia la carretera de Candanchú se realiza a gran velocidad por la propia pendiente.

En seguida el pelotón se va estirando, ocupando toda la calzada pero con espacio suficiente para circular sin ningún problema. Tippi-tappa nos vamos acercando a Canfranc, que es donde verdaderamente empiezan las rampas más duras. Subimos sin agobios y decidimos parar en Somport porque el avituallamiento de Candanchú está llenito. Parada en Somport. Al excusado, plátano y puesta de chaleco que se ve la niebla en el valle.

Enfilamos hacia el valle con una bajada bastante peligrosa en los tramos del Somport. No quiero ni imaginarme este descenso con el firme mojado. Bastante señalización humana en cada curva peligrosa y en pocos minutos me incorporo a la carretera principal que viene del túnel. Allí me está esperando Goiko, ya que él desciende como un misil. Bajamos y bajamos y bajamos, en grupos que van bastante alegres. En esto que llegamos a Escot y giro a la derecha para enfilar el mito de la jornada.

Como todo el mundo habla de la extrema dureza de la Marie Blanche me lo tomo con calma parando en el avituallamiento que hay marcado a 1 km. del comienzo, aunque luego estaba a 3.  Los kilómetros se van sucediendo y la dureza va aumentando. De vez en cuando se ve a alguno que echa pie a tierra y sube caminando, pero a lo largo de toda la subida no habrían sido muchos más de una docena. De vez en cuando a algún ciclista le cuesta mantener un trazado recto y hay que estar atento, pero sin agobios. Lo más característico de la subida es el silencio que reina entre los que vamos ascendiendo. Como hay señalización cada kilómetro, no hay sorpresas. En los últimos 4 kilómetros la cosa se pone seria, pero tampoco mucho más que en Organbide. Eso sí, poco a poco te vas desgastando y cuando llegas a la cima lo agradeces sobremanera. En el alto hay un pequeño atasco provocado por algún vehículo de la organización que impide el tránsito normal.

Sin parar, me lanzo hacia el avituallamiento donde me estará esperando Goiko. Allí me encuentro con Emilio Yaben que iba unos cientos de metros detrás de nosotros y sin habernos visto desde la salida. Por lo visto, también iban por detrás a escaso minuto y medio Andoni Tellechea y Ramontxu. Parada tranquila con amplia oferta de avituallamiento. Comemos y bebemos bastante. Habríamos estado más de 15 minutos. Ponemos dirección Formigal, terminando de bajar y transitando por el llano sin demasiado esfuerzo por causa un viento ligeramente de Norte. Y en esto que llegamos a las faldas del Pourtalet. 

Empieza el Pourtalet. Nos lo tomamos con calma. Aquí sí nota el aumento de temperatura. Las piernas van acusando el paso de las horas y de los kilómetros. Cuando faltan 4 km. para la cima empiezo a tener calambres que ralentizan mi marcha, teniendo que parar de vez en cuando a estirar, lo cual nos hace perder mucho tiempo. Parada en Formigal para descansar un poco y para abajo.

Curiosamente la Hoz la subo sin ningún tipo de calambre. Me pareció bastante asequible después de la paliza que llevaba encima. Parada en la Hoz a beber y acto seguido nos dirigimos hacia el último paso electrónico antes de la meta. Salimos a la carretera de Sabiñánigo y enfilamos hacia la meta con un viento Sur en contra bastante potente. Llegamos sin más contratiempo, salvo la pérdida de tiempo en Formigal. El año que viene más y, esperemos, que mejor.

Agur, Karlos.

4 comentarios:

Pako dijo...

¡Objetivo conseguido!.
¡Enhorabuena Campeón! y deja de hablar de QH por lo menos hasta marzo 2013, jajaja

Anónimo dijo...

La QH es como la mili. El que la hace cuenta batallitas durante toda la vida.Ya contara ya.

La Sombra del Diablo

Pako dijo...

Como los jóvenes no hacen la mili, yo que también soy joven, tampoco hace la QH.

Pako dijo...

Como los jóvenes no hacen la mili, yo que también soy joven, tampoco hace la QH.

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.