domingo, 2 de octubre de 2011

Por el Reyno de Pako (01-10-11)

Mañana fresca y soleada. 13º C marcaba el termómetro de Mendillorri y ligero viento del SE.


Una treintena de Eguesibars en la salida, alguno más que fuimos pescando por el camino y otros que se nos unieron a lo largo del camino hubieran sumado una cuarenta si, en algún momento, hubiéramos rodado todos juntos hasta el final.


Salida en varios grupos dirección Tajonar, en cuya cuesta del depósito hubo reagrupación. A partir de ahí se ha rodado hasta pasar Salinas en un grupo más o menos compacto. Después de la rotonda que hay tras el paso bajo la autovía, lo de siempre, unos por la derecha (como marca el Código de la Circulación) y otros por la izquierda (como marca la falta de sentido común) ¡¡¡Pero si no venía ningún coche de frente!! Hombre, mejor si te metes por dirección contraria viniendo coches de frente… Seguidamente, como pica hacia arriba, Eguesibars en su estado puro: a toda castaña y que se aguante el que pueda.

Atrás nos hemos quedado gente de prestigio ciclista: Pakopar, JaviK, Jorge, Vicente, J.K. y el que suscribe la presente. Como he visto que alguno parecía que andaba justo, me he puesto a la cabeza del grupo. Otras veces les toca a otros llevarme a mí. En grupo compacto hemos llegado a las cercanías del alto, momento en el cual J.K. ha decidido poner un poco de emoción imponiendo un ritmo cada vez más alto al que he tenido que responder dando una pequeña vuelta de tuerca. J.K. decide que ya hemos tenido suficiente broma y le toma el relevo Javik, que ni corto ni perezoso decide lanzar un ataque bestial, pero sin calcular que todavía quedan unos cuantos metros y que al atacado lo que le sobra de tamaño en las piernas le sirve para imprimir potencia en momentos como ese. Resultado: la meta volante y los puntos del alto de montaña se han quedado en casa.


Después de unos instantes saboreando la victoria, ponemos dirección Lumbier sin poder alcanzar una alta velocidad ya que el viento E sopla con cierta intensidad. Cuando vamos por la mitad del puerto, Javik que, intentando seguir a Pakopar no hace más que darle y darle toques a las manetas, consigue lo más difícil: que la cadena se salga del plato por el exterior. J.K. et moi somos los únicos que nos damos cuenta del tema y bajamos al tran tran esperando que nos alcance, lo cual sucede en la Venta de Judas. Camino del último tramo hacia Lumbier ponemos en funcionamiento unos relevos de a tres que nos colocan en Lumbier en un plis-plas. Parada en el Irubide con terraza y café más largo de lo habitual. La mitad del grupo cabecero no ha parado por lo que el Eguesibar se ha quedado en algo menos de una veintena.


Después de un rato en la barra y con tentaciones de quedarnos en la terraza del bar tomando el sol, ponemos dirección a Pamplona. Salvo alguno que se marcha haciendo otro subgrupo dentro del grupo, ya que alguno es incapaz de ir en grupo aunque sea la a la vuelta y quedemos pocos. Esto es puro Eguesibar.


Hasta las estribaciones que nos llevan al cruce de Mendioroz vamos todos juntos, pero la subida se hace notar y hay unos pocos que nos vamos quedando detrás mientras Pakopar, que ha renacido, se escapa con otro par que querían darle candela. El resultado es que el veterano es el atacante y los otros dos, entre los que se encontraba Kaitor, bastante tienen con aguantarle. Nada más pasar el desvío de Mendioroz, ponemos velocidad de crucero con un improvisado rondo restringido y procedemos a rebasar al grupo cabecero de Pakopar que queda alucinado ante semejante alarde. Como no hemos tenido suficiente, ponemos dirección Zubiri pensando en almorzar a cargo de la Roncesvalles-Zubiri, desconociendo que se celebra hoy Domingo. Media vuelta en el Gautxori y hasta Pamplona con ligero viento en contra.


Resumen: 117 kms. a 31 k/h.


Nota: como me da la sensación de que me he olvidado algunas cosas, que los partícipes se encarguen de completar la crónica.


Agur bero bat, Karlos.

2 comentarios:

El Huracán de Loti dijo...

El kronista hace hincapié en la bien ganada Meta Volante de Loiti, pero no hace mención a la Meta Volante Especial de la Venta de Judas, Gran Premio ACCIONA, en la que PakoPar pasó destacado al mando de Vicente y Jorge. Debe de ser que no llegó a ver nada, porque pasada la meta volante, no eran visibles en varios kms.
En la cuesta que antecede a Mendioroz, el de Estella quiere probar al de Contempolis, que nos ha traído Juan Ramón y comienzan a dar candela. Kaitor y Emilio comienzan a perder mts, queriendo recuperar luego el terreno perdido. PakoPar que se a recuperado del malestar del gripazo de esta semana, saca fuerzas, intenta meter a estos en el grupo puntero, pero no pueden seguir la estela de “La Torre”. Como la intención es incorporarlos, baja el ritmo para que lleguen y luego volver a acelerar para dar alcance a los primeros en la bajada anterior a la cuesta de Ibiricu. Como una exhalación, sale PakoPar y a rueda el indignado estellica, que no comprende como una Torre puede ir tan rápido. En el alto ya se ha cumplido la misión, ha incorporado a los dos rezagados y ha dado tralla, para que se “maten” desde Ibiricu hasta Huarte. La Torre tiene que parar prácticamente durante unos minutos, para que le alcancen los rezagados comandados por Karlos I de Artesiaga, al que se le espera para alargar hasta Zubiri.

Anónimo dijo...

La torre pakopar le sako los ojos a kiwi en mendiorotz. Menuo kalenton pa seguir a una estrella fugaz destellando energia.
Kiwiaitor.

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.