sábado, 10 de septiembre de 2011

Mi Krónika de la Salida CCE del 10/09/2011

La vuelta al cole ha hecho que el grupo de ruteros prestos a tomar la salida, sea lo habitual de este año. Incorporaciones como la de Kaitor, que no ha engordado ni un gr.

El grupo está perezoso con los saludos del nuevo curso lectivo, que no ciclista. Para que se vaya animando la gente, salimos minúskula, Juan Ramón con las ruedas para cambiar después del incidente de Beruete y poco más. Hasta la rampa con conduce al depósito de agua de Noain, no nos alcanza el grupo.

A la altura de Zulueta, me encuentro cerrando el grupo como viene siendo habitual. Observo movimientos K’s para salir a por el corte que se formado, JaviK saca el morro y el Azote baja piñón y sale a por ellos. Con ganas de enredar un poco tras la semana de metas volantes comentadas en el blog, bajo dos piñones y por el Azote. Me cuesta poco subir a cabeza y ponerme a rueda, este es terreno favorable para mí. En un plis plas, tomamos contacto con el grupo. El ritmo es bueno, pero asumible. Al poco llega minúskula, que no podía faltar en esta salsa.

A la altura de Salinas, en pelotón nos da alcance, no me extraña porque se ha bajado el ritmo considerablemente. Desde aquí hasta la cuesta del merendero de Izco sin grandes novedades salvo que algún socio ha tirado la toalla ya.

La peña está nerviosa, se toma la rotonda por los dos lados, como en carrera y el ritmo sube considerablemente. Yo me quedo con FerIr a nuestro ritmo, coronando y alcanzando a minúskula y Jose pasado el merendero. Nos han sacado un buen trozo, solo vemos a dos pares de sufridores.

En el último tramo del puerto veo factible alcanzar a los dos que nos preceden. Justo en el km veinte, esta JaviK indeciso y con pocas ganas de seguir, le pego un chillo que para abajo, pero ya me ha perdido el respeto, no me hace ni caso, jejeje.

Comenzamos la bajada Jose y yo solos. Pronto damos alcance a Koldo, que también está pagando el esfuerzo realizado anteriormente. La bajada es rápida. Aprovecho a comer un plátano, para que no me pase como otras veces, por estar mal comido y bebido.

Al girar en la rotonda de la Venta de Judas no veo a los dos K’s que vengan, supongo que se habrán tomado la cosa con más calma y les espero en Lumbier.

En el merendero comienzan a desplegar la mesa. Repongo el agua, como un poco de queso, veo pasar a algún ciclista que no para, felicito a PepeAl por su cumple, nos ha llevado pasta y a dar alcance a los rezagados que creo que no han parado.

Al principio no veo a nadie, cojo el teléfono llamo a Karlos y me dice que se han dado la vuelta en Loiti. Quedamos que irán a la contra para hacer luego km juntos a ritmo medio. En la cuesta que acerca a Tabar veo a uno, el viento sopla de sur y subo alegremente. Antes de coronar los altos, alcanzo a Antonio que sube tranquilo para aguantar luego al grupo.

En Induráin nos alcanzan los cebolleros Juan y Evaristo, que nos hacen imprimir un ritma más fuerte. ¡Nos debemos de estar escapando de la peste!. Pasado Zuazu, a Antonio le mete un ruido extraño la bici, para, aminoro el ritmo, pero los cebolleros no paran sino que cada uno se va distanciando del otro. Solventado el problema del imán que pegaba en el radio, apretamos con intención de dar alcance a Evaristo. Le vamos recortando metros, más y más. En Artaiz casi me como a los K’s que revoloteaban por la carretera entre medio de dar la vuelta y Magallón que buscaba agua. Evaristo sigue, sigue, sigue, ….

Antonio quiere ir por Urroz, a los demás nos da igual, así que por Urroz. Txatxara amena camino de Pamplona – Iruña. En la cuesta del pueblo donde tienen como medico a un amigo mío, baja a la contra JK. Se nos une y me cuenta de que esta de hospitales con su madre y ha perdido la noche.

En la rotonda de Egüés nos deja Antonio que alcorza camino de Gorraiz. En la de Huarte, JaviK y los tres restantes alargamos hasta Larrasoaña completando 115 km.

 


0 comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.