domingo, 18 de septiembre de 2011

De paseo por el Reyno de Pako (17-09-11)

Después de unos días con alternativas, alternativas a la alternativa y recorridos rrrrrarrrros-rrrrrarrrros de Pakopar, que iban sospechosamente variando según pasaban las horas, por fin llega el Sábado, que anunciaba lluvia y se quedó en nublado permanente.
Temperatura agradable. Ligero viento de N-NO y nubarrones que amenazan lluvia. Unos ¿20? Eguesibars en la salida guarecidos bajo el porche del Poli y esperando a ver quién da el pistoletazo de salida. Todos son unos valientes menos tres Ks (otros Ks van a la salida oficial y otros ni siquiera aparecen) que deciden ir de visita al Reyno de Pako. Estos para el Este y aquellos para el Oeste.
Con el suelo mojado y la esperanza de no mojarnos nosotros, El Rey del destino y sus dos invitados pusimos dirección Aoiz. El viento del NO ayuda a mantener una velocidad constante y sin gran esfuerzo. Como es normal en las sociedades civilizadas, en primer lugar íbamos los que tenemos algún Reyno que defender y seguidamente circulaba el príncipe elector, que aspira a Reyno pero todavía no se ha decidido cuál va a ser, aunque se rumorea que el trono de Ezkaba está vacante, así que habrá que empezar a hacer campaña.
Casi sin darnos cuenta, vamos atravesando los pueblos que median entre Billabeta y Lunbier, disfrutando de ciertas construcciones desconocidas hasta hora debido a que, siempre que pasamos con el Eguesibar, la velocidad y la necesaria concentración nos dejan poco tiempo para la contemplación paisajística.
En esto que llegamos a Lunbier. Parada en el Iru Bide y café. La verdad es que tenían unas tortillas en la barra, de esas de a palmo de ancho que decían a gritos ¡¡¡cómeme!!! Pero ya sabemos que la dieta es una larga batalla, así que café y poco más. Este restaurante tiene buena pinta y parece ser un sitio de buena fama almuercera. No había más que ver que los únicos que se quedaban sólo con el café eran los Eguesibars, el resto, bokata o cuchillo y tenedor.
http://www.hotelirubide.com/
Terminado el “almuerzo” ciclista, ponemos dirección a Loiti. El viento del NO no se hace sentir así que la subida la hacemos con esfuerzo pero sin agobio. Mediado el puerto, el aspirante al trono vacante se pone a la cabeza y tira de los veteranos con juvenil brío lo cual hace que en los metros finales se entable una cortés competencia entre el Rey del lugar y el aspirante invitado. El otro monarca contemplaba divertido la singular batalla. El resultado es previsible: los contendientes llegan exhaustos a la pancarta de la cima y son grácilmente sobrepasados por el sorprendido espectador.
Camino de Izco, el Rey del lugar impone su autoridad y nos lleva a ritmo ligero hasta que ordena unos relevos de a 1 km, que hacen que nos plantemos en Noáin en un plis-plas. Relajamiento hasta Taxoare y despedida del Príncipe de Ezkaba. Los monarcas nos damos una vuelta por Aranguren, lugar de iniciación en el arduo y complejo itinerario que conduce a tal altos designios en otros Reynos.
Nota: cuando llego a Palacio, el hereu está esperando para ir a entrenar. A la vuelta de la segunda vuelta coincido con Obeko que llega de Sakana. A ellos también les ha respetado la lluvia, así que todo el mundo contento y en paz de Dios. Eso sí, se han metido 137 kilómetros a mediados de Septiembre.
El fin de semana que viene probablemente habrá que ir a visitar a nuestros hermanos del Norte de Iparralde para ver cómo está ese virreinato que tenemos a orillas de atlántico.




Agur bero bat, Karlos

7 comentarios:

El Huracán de Loiti dijo...

El Rey de Artesiaga, invitado a cabalgar por otras lindes, falta a la verdad en lo acaecido en el Reyno de Loiti. El Príncipe de Ezkaba, seguido muy de cerca en la ascensión al puerto por PakoPar, se vio sorprendido y superado por este, a escasos cm. del Km. veinte, cumbre de Loiti.
Cabe destacar la brillante victoria al sprint del Rey de Loiti, en la meta volante de los depósitos de Noain, ..........

Anónimo dijo...

Una matización el rey parecía yo., porque me llevasteis en volandas x el llano, jeje, yo ayudé donde pude y si es verdad Pako me adelantó al final del final, oia su respiracion jeje, fue una dia perfecto de ciclismo, en cuento a ritmo, compis, todo perfecto, despues de comer me eche un par de orujos, uno a la salud de PAKO y otro a la de Karlos, ya nos contará Karlos k tal su hijo el domingo y acordaros k me salieron los cafes mas k gratis. Ya nos dirá Pako si nos dá el aprovado en los relevos.

JaviK

Karlos dijo...

Otra matización: efectivamente, el que llegó primero al alto fue el Rey de Loiti, pero yo diría que fue más bien por respeto del Príncipe.
Lo que sí hay que reconocer es que el Rey de Loiti fue ganador absoluto de la meta volnate de los depósitos de Noáin, el único problema es que él era el único que sabía que allí había meta-volante...
Agur bero bat, Karlos.

Nota para el webmaster: la página no deja hacer entradas con cuenta de google.

CICLOTURISTAS DE NAVARRA dijo...

Ya veo que lo pasasteis bien,bandidos.
Entre que no me gusta madrugar y que caían 4 gotas,me volví para la cama y salí a mi bola cuando me levanté.

El Azote

Pako dijo...

¡Como debe de ser perido Karlos I!, respeto al Rey y a los mayores.
¿No sabes ni donde pones las metas volantes?. Repasa los escritos del blog, jejeje

Pako dijo...

Perdón por lo de perido, que no se si quise poner querido o parido, jejeje.

Pako dijo...

Así que si al Azote le caen unas gotas, es cachete ........

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.