domingo, 22 de mayo de 2011

Nire Kronika (22-05-2.011)

Día nublado. Ligero viento de Norte, unos 13º y “sólo” unos 20 Eguesibars en la salida. Para esa hora, ya llevaba una hora encima de la bici. Es que salir a las 09:00 es un poco tarde…
Parece que la gesta del Sábado, unido a la incertidumbre climatológica de hoy, ha hecho bajar la afluencia de manera considerable, pero de todas formas se me ha hecho extraño no ver a Kepa.
Partimos dirección Ostiz. Al pasar Arre el viento del Norte se hace patente y nos ponemos en ordenada fila de a dos con Jokin y Pantani a la cabeza seguidos de Pepe et moi. Lo de Pepe es eso exactamente, alucinante, ayer 202 kms. con Mari Blanc incluida y hoy en el grupo como si tal cosa, pero no por atrás, adelante y cuando nos ha tocado ir a la cabeza tirando, pues tirando.
En Ultzama el cielo se va poniendo cada vez más oscuro y la amenaza de lluvia cada vez es mayor, pensando que en Egozkue estará lloviendo seguro. Hasta llegar a Olagüe hemos ido a 33-34 kms/h. lo que ha hecho que algunos nuevos y/o allegados/invitados lo hayan pasado relativamente mal. Al pasar por Olagüe hasta el número de Benemérita nos ha animado “hala shavales”…
Enfilando Egozkue, lo de siempre en estas circunstancias, sálvese quien pueda. Yo como va siendo habitual me he quedado en tierra de nadie. Los pros van muy rápido y, “gracias a Dios”, empieza a haber gente que va más lenta que yo, o lo que es lo mismo, yo voy un poquito mejor que otros años. Como hay unos cuantos nuevos que todavía no conocen el percal, en la subida he ido recogiendo a unos cuantos cadáveres que, incomprensiblemente, no han aguantado el ritmo de los Pantani, Pepe y compañía. Eso tiene cura fácil e inmediata, el próximo día seguro que se lo piensan dos veces cuando se les ocurra intentar subir en semejante grupo. Hasta Obeko ha comentado en el alto que aquello había sido una pasada desde el principio. Por atrás, el Aitatxi ha ejercido de tal y ha subido a todos los que se han ido quedando.
Al llegar arriba, el hermano José Luís ya había sacado la mesa y extendido el amaiketako, del cual hemos dado cumplida cuenta. Hoy había hasta txantxigorri. Cualquier día saca un termo y una cubitera con hielo para el gin-tonic.
Media vuelta y para abajo. Como también viene siendo habitual, algunos bajan como si hubiera un premio especial a la mayor barbaridad. Ciertas curvas de Egozkue son completamente ciegas y no sabes lo que viene para arriba, pero eso no importa, ya que para algunos lo fundamental es “arriesgar”. Algún día vamos a tener un percance de los denominados definitivos, porque como algún día alguno se estrelle contra un coche o una moto a 60 kms/h. el resultado va a ser brutal. Y siempre son los mismos. Yo, cada vez, me doy cuenta que bajo más lento. Será la edad.
En el cruce de Urtasun, tal y como estaba previsto giro a la izquierda y vuelvo hacia el Norte. Cuando llegue al cruce de Artesiaga ya veremos. Pues eso, cuando he llegado al mismo, uno que venía de Artesiaga, al verme intención de girar en esa dirección, me ha comentado que estaba medio lloviendo por lo que he seguido dirección Urkiaga. A partir del Km. 13 ya empezaba a caer algo de lluvia. A llegar al 16 el txirimiri empezaba a ser constante por lo que me he dado la vuelta y zumbando para Mendillorri. Como el viento de Norte era relativamente intenso he llegado al destino en 55 minutos. Con lluvia en Urkiaga, nubes en Zubiri, sol en Larrasoaña y vuelta al nublado en la Cuenca. Las cuatros estaciones en menos de una hora.

Al final de la salida: 115 kms. a 29,5 kms/h.
El próximo Sábado Leitza, Artesiaga…

.
Agur bero bat.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Las cabras tiran al monte, minúskula a Artesiaga. El sábado con Pantani, en una serie al 90%, jejeje.

Looking

Barón de Drais dijo...

Don Karlos I, quiere ir el sábado con su draisiana a la falda del Sayoa. Debió de dejar olvidada la merienda, cuando sacó la fotografía conmemorativa de su hazaña.

Karlos dijo...

Por una vez, parece que va a coincidir un Sábado con buen tiempo y que yo pueda salir. Ya os contaré en que estado llego arriba...

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.