lunes, 20 de septiembre de 2010

Krónika 18 de Septiembre 2.010

Día soleado, pero relativamente fresco. Con unos 20 ó 21 Eguesibars en la salida.
Para empezar sorpresa agradable, HéktorBo ha acudido. Sorpresa no agradable, HektorAl que tanto venía diciendo toda la semana que si sí, que si no, que si almuerzo, que si leches, no aparece.
Salida ordenada y desde el principio Kepa intenta poner un poco de orden, formando unos relevos de 1 km. por barba. La cosa funciona medianamente hasta la entrada de Zubiri. A partir de ahí, barra libre.
En estas estamos cuando empezamos a subir hacia Erro. Desde el principio hay un grupo que se destaca. El escribiente se arrima a ese grupo y aguanta con cierta facilidad hasta las cercanías de la herradura de Zilbeti. Pronto veo como Kepa, al que me he pegado como una lapa, no hace más que mirar hacia atrás, dándose cuenta de que, increíblemente, no se puede despagar de mí. Como veo que esto puede generar un grave conflicto entre inmigrantes, le dejo marchar y decido esperar a Pako que, seguramente, estará necesitado de un amigo que le haga más llevadera la ascensión. Bajo el ritmo hasta 110 pulsaciones o menos y dejo que me alcance. Le comento que voy completamente atrancado, para que no piense que lo he hecho por educación y respeto hacia la experiencia.
Según vamos llegando a la cima, Pako intenta poner un ritmo más exigente de lo normal, pero uno que ha hecho un buen stage veraniego aguanta sin despeinarse. En esto, Kepa baja al puerto para recoger a los compañeros que van un poco justos. Al pasar a nuestro lado, hace ademan de ponerse a ayudar a Pako, pero le comento que “de este ya me ocupo yo”. Aunque le veo cansado, animo a mi compañero a seguir hasta el pueblo y allí parar a esperar a los que venían por detrás.
En el cruce de Urroz nos paramos a esperar al resto de Eguesibars. Carlos B. y Juan Ramón J. deciden irse directamente por Urroz, así que sólo quedamos un grupo compuesto por Kepa, Vicente N., Javier Ind., HektorBo y, si no me equivoco, Echaniz. ¡¡¡Coño!!! y Pako, que se me olvidaba.
Al llegar al comienzo de Mezkiritz HektorBo quiere darse la vuelta pero entre todos se le convence para que siga, lo cual es todo un acierto ya que está capacitado para estos recorridos y otros más fuertes.
Poco a poco, vamos subiendo Mezkiritz tranquilos pero sin pausa. A falta de 200 mts. el que se quería dar la vuelta empieza a manejar los cambios, a lo que el que suscribe, contesta con un sprint tan espectacular que, antes de la cima, rebasa a todos los demás menos a Kepa, que ya había iniciado por su cuenta otro sprint.
Llegada al merendero de Espinal y almuerzo de mesa a cargo de José Luís. La anécdota del almuerzo la protagonizó Vicente con algunos comentarios graciosos acerca de la edad de Arrieta, que en algún momento rozaron lo desagradable, pero ya se sabe que el sentido del humor es una cosa muy particular.
Bajada fresquita hacia los túneles por una carretera en un estado censurable, pero como bajas a toda pastilla lo único que hay que hacer es ir esquivando los baches. En la parte trasera del grupo nos hemos quedado tres Ks salvo Kepa. Damos caza al Sr. Presidente y a FerIr que ha salido a la contra. Antes de llegar al segundo túnel, Kepa, que se siente desangelado sin la entrañable compañía de los Ks, viene al encuentro y trata de poner un poco de orden.
Llegamos a la rotonda de Aoiz y vemos que no es el lugar de espera. FerIr se para y tiene que ir Pako a ponerle firme y reintegrarle en el grupo. En Ekay está el grueso del Eguesibars de espera. Salida cañera en dirección a Pamplona. En el cruce de Urroz, FerIr pincha y los 3 K que estábamos por ahí nos quedamos a ayudarle. Menos mal, porque tiene serias dificultades para colocar la cámara y cuando va a hinchar “el neumático” su bomba no debe funcionar correctamente y hay que hincharlo con otra.
Salida hacia Pamplona con un poco de viento de cara. Antes de llegar a Ibiriku adelantamos al conocido ciclista Cárdenas, que se nos pone a rueda. Al pasar la rotonda de Egüés, arreón fuerte de HektorBo al que intento secundar sin mucho éxito. Kepa sí puede con él, pero¡¡¡Oh!!! aparece un misil en forma del ciclista antes mencionado que intenta adelantar a todos los demás. HektorBo no le quiere dejar pasar y tiene que ser Kepa quien le informe de la agradable personalidad del sujeto.
Llegada a Olaz. Ropa para todo el que la pidió y para casa que ya es hora. La media, ya no me acuerdo bien, pero alrededor de 28.

Agur bero bat, Karlos.

4 comentarios:

Héktor dijo...

buena crónica minuscula, pero en el pinchazo habia 4 K´s ejem! :) Un placer salir con vosotros.

Karlos dijo...

Ya me parecía a mí que le habíamos traído completamente rodeado de 4 ks.

Pako dijo...

Como bien abogado, manipula la verdad a su beneficio. La ascensión al puerto de Erro no tiene desperdicio, pero no seré yo quien te quite la ilusión, jejeje.

CICLOTURISTAS DE NAVARRA dijo...

De la subida a Erro solo diré que cuando afirma que yo miraba para atrás "sorprendido" de que no se despegaba de mí (Segun dice), la realidad es que yo llevaba el 112 marcado en el móvil y lo que miraba era para ver si tenía que pulsar la tecla de llamada y que venga el helicóptero SOS NAVARRA a socorrerle cuanto antes.

Luego al "cadaver" lo recogió PaKo y por la pinta que llevaban a 300 metros del alto creo que se impuso Pardo jauna.

El Azotador

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.