domingo, 6 de junio de 2010

Crónica de la Espantada, del 05/06/2.010

La Espantada, comienza a fraguarse el viernes. El jueves de vuelta de la ruta con la burra, me encuentro con el socio Gorena y me dice que el domingo va a hacer la I Strem Higa de Monreal, corriendo. El viernes después de un suculento desayuno decido subir andando a la Higa, a inspeccionar el recorrido, que no he recorrido desde un montón, no digo cuantos, años. La ascensión la hago disfrutando como pocas veces, con aire muy agradable andando, pero insoportable en la bici y unos paisajes fantásticos. Ya en la cima, después de aprox. 100 minutos, disfruto de los paisajes que nos regala en los 360 º de la misma. La bajada, ya desde un principio se me empieza a hacer dura, retener un cuero de casi 90 kg en semejantes pendientes, hacen que los gemelos me empiezan a doler, pero como buen navarro, no me quedan otros “cullons”, para el coche. Me suena el móvil, una llamada tentadora de Juan Carlos para salir más tarde y a nuestra bola, acepto de buen grado, pero me temo que mañana mis gemelos estarán doloridos y más duros que una piedra.
Sábado ocho quince, espero la llegada de Juan Carlos dando vueltas al “circuito” entre dos rotondas del pirulí de telefónica, calentado piernas. A lo lejos veo un CCE, que lo remolcan entre varios en MontanBike. Me acerco y es el amigo PepeAl, que de salida en plan familiar, se le ha salido la biela y no puede pedalear. Lástima de foto, pero en ese momento me suena el teléfono, es Juan Carlos que me espera en el pirulí de la antigua fundición de Astibia.
Comentamos la ruta a realizar y quedamos en, Aoiz-Camping Espinal-Pto. de Ibañeta-Mezquiriz-Erro-Iruña.
Hasta llegar a Zandueta, todo bien las piernas parecen responder y cháchara pero a bien ritmo. Conforme llegamos a Arrieta, noto un amago de pinchado en el cuádriceps, seguimos y nuevo aviso, las piernas las tengo como la piedra. Le comento a J. C., le digo que me conozco muy bien, cosa de tantos años, que bajar un piñón, menos desarrollo y creo que sin problemas. Le mando que llegue al camping a su aire y yo al mío. Ya en el camping, me comenta que no ha subido nunca a Ibañeta, en contra de su propuesta de volver a Iruña, vamos camino de Orreaga. En Burguete, le mando a que suba hasta la ermita de Ibañeta, describiéndole el puerto, yo le esperaré en el merendero de Orreaga almorzando.
En el merendero, agua fresca y me zampo todo lo que tengo como carpanta. Vienes unos fantasmicas, con bicis buenas, ruedas de carbono a por agua y comentan, para que les oiga, que después de 250 km, empiezo atener algún problemilla, que pitos, que flautas. Me dieron ganas de decirles que muchos navarros hacen el camino de una tirada, hombre.
Llega el amigo J.C., se avitualla y emprendemos el camino de vuelta. Mis músculos se han enfriado, estaba de puta madre sentado, pero ahora a sufrir. J.C. asume las funciones de gregario llevándome a ritmo constante, salvo en las cuestas, que siempre bajo un piñón, por si acaso, hasta casa. Digo que hasta casa porque el vendito hombre, me acompaña a 100 metros del portal. No sé a cuanto ascenderá la factura que le he dicho que me gire a 90 días, pero como no le he de pagar, jejeje. ESTO ES UN AMIGO Y COMPAÑERO DEL CCE.
Para hacer la salida lisiado, hemos hecho 110 km y media de 25.1 km/h, que no esta mal.
Esta noche ha sido jodida, no podía ni darme la vuelta en la cama, me dolían las piernas lago por demás. Después de la meadica de media noche, ya parece que he recuperado bastante y ahora mismo cuando me levanto de la silla, casi ni me duelen.
Posdata: Si un día haces alguna burrada y te proponen al día siguiente algo, aunque sea de tu agrado, dile que no, por no fastidiar al amigo.

Ruta en bici 527368 - powered by Bikemap 

Pako

0 comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.