sábado, 1 de mayo de 2010

Mi crónica de la salida CCE, del 01/05/2.010


No dejo ni que suene el despertador. Son las seis horas y cincuenta minutos, abro un ojo miro hacia la ventana y oscuro, oscuro, malas sensaciones, directamente a la ventana. Suelo mojado, hacia la izquierda, norte, unos nubarrones que para que, hacia el este y sur, tres cuartas partes de lo mismo. Encender el ordenador, para corroborar las predicciones de días anteriores.
Decisión, media vuelta y a la cama. Un Oso Pardo, debe de vez en cuando hacer una hibernación de al menos veinticuatro horas, bueno esta vez a sido de veinticinco.
Al ir de nuevo al ordenador, veo que el amigo Karlos ha estado en mi línea, al menos en la de no salir con “ la bella muda”.
Seguro que unos cuantos valientes habrán hecho la ruta. Por como se ha desarrollado la mañana, es posible que el agua no les haya llegado a la badana del culote.

Un saludo, Pako

0 comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.