sábado, 4 de julio de 2015

Almuerzo SF K´s



miércoles, 24 de junio de 2015

IZPEGI 2.015



sábado, 2 de mayo de 2015

Normativa legal referente al uso de bicicletas en vías públicas.

CÓDIGO DE TRÁFICO Y SEGURIDAD VIAL
§ 1 Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial
Artículo 18. Circulación en autopistas y autovías.
1. Se prohíbe circular por autopistas y autovías con vehículos de tracción animal, bicicletas,  ciclomotores y vehículos para personas de movilidad reducida. No obstante lo dispuesto en el párrafo anterior, los conductores de bicicletas podrán circular por los arcenes de las autovías, salvo que, por razones de seguridad vial, se prohíba mediante la señalización correspondiente.

Artículo 20. Distancias y velocidad exigible.
2.  ……No obstante, se permitirá a los conductores de bicicletas circular en grupo, extremando en esta ocasión la atención a fin de evitar alcances entre ellos.

Artículo 23. Conductores, peatones y animales.
5. Los conductores de bicicletas tienen prioridad de paso respecto a los vehículos a motor:
a) Cuando circulen por un carril-bici, paso para ciclistas o arcén debidamente autorizado para uso exclusivo de conductores de bicicletas.
b) Cuando para entrar en otra vía el vehículo a motor gire a derecha o izquierda, en los supuestos permitidos, existiendo un ciclista en sus proximidades.
c) Cuando los conductores de bicicleta circulen en grupo, serán considerados como una única unidad móvil a los efectos de prioridad de paso. En circulación urbana se estará a lo dispuesto por la ordenanza municipal correspondiente.
En los demás casos serán aplicables las normas generales sobre prioridad de paso entre vehículos contenidas en esta Ley.

Artículo 37. Supuestos especiales de adelantamiento.
Cuando en un tramo de vía en que esté prohibido el adelantamiento se encuentre inmovilizado un vehículo que, en todo o en parte, ocupe la calzada en el carril del sentido de la marcha y salvo que los casos en que la inmovilización responda a las necesidades del tráfico, podrá ser rebasado, aunque para ello haya de ocupar parte del carril izquierdo de la calzada, después de haberse cerciorado de que se puede realizar la maniobra sin peligro. Con idénticos requisitos, se podrá adelantar a conductores de bicicletas.
Artículo 39. Prohibiciones de paradas y estacionamientos.
1. Queda prohibido parar en los siguientes casos:
….
h) En los carriles destinados al uso exclusivo del transporte público urbano, o en los reservados para las bicicletas.

Artículo 42. Uso obligatorio de alumbrado.
……….
3. Las bicicletas, además, estarán dotadas de los elementos reflectantes debidamente homologados que reglamentariamente se determinen y que deberán poseer estos vehículos de acuerdo a dicha normativa. Cuando sea obligatorio el uso de alumbrado, los conductores de bicicletas además llevarán colocada alguna prenda reflectante si circulan por vía interurbana.
Artículo 45. Puertas.
Se prohíbe llevar abiertas las puertas del vehículo, abrirlas antes de su completa inmovilización y abrirlas o apearse del mismo sin haberse cerciorado previamente de que ello no implica peligro o entorpecimiento para otros usuarios, especialmente cuando se refiere a conductores de bicicletas.

Artículo 47. Cinturón, casco y restantes elementos de seguridad.
1. Los conductores y ocupantes de vehículos a motor y ciclomotores están obligados a utilizar el cinturón de seguridad, el casco y demás elementos de protección en los casos y en las condiciones que reglamentariamente se determinen.
Los conductores y, en su caso, los ocupantes de bicicletas y ciclos en general estarán obligados a utilizar el casco de protección en las vías urbanas, interurbanas y travesías, en los supuestos y con las condiciones que reglamentariamente se determinen, siendo obligatorio su uso por los menores de dieciséis años, y también por quienes circulen en vías interurbanas.
Artículo 65. Cuadro general de infracciones.
……
3. Son infracciones leves las cometidas contra las normas contenidas en esta Ley y en los Reglamentos que la desarrollen que no se califiquen expresamente como graves o muy graves en los apartados siguientes. En particular es falta leve no hacer uso por parte de los usuarios de bicicletas de los elementos y prendas reflectantes, de acuerdo con lo dispuesto en esta Ley.


CÓDIGO DE TRÁFICO Y SEGURIDAD VIAL
§ 3 Reglamento General de Circulación

Artículo 12. Normas relativas a ciclos, ciclomotores y motocicletas.
……..
4. Las motocicletas, los vehículos de tres ruedas, los ciclomotores y los ciclos y bicicletas podrán arrastrar un remolque o semirremolque, siempre que no superen el 50 por ciento de la masa en vacío del vehículo tractor y se cumplan las siguientes condiciones:
a) Que la circulación sea de día y en condiciones que no disminuyan la visibilidad.
b) Que la velocidad a que se circule en estas condiciones quede reducida en un 10 por ciento respecto a las velocidades genéricas que para estos vehículos se establecen en el artículo 48.
c) Que en ningún caso transporten personas en el vehículo remolcado.
En circulación urbana se estará a lo dispuesto por las ordenanzas correspondientes.

Artículo 20. Tasas de alcohol en sangre y aire espirado.
No podrán circular por las vías objeto de la legislación sobre tráfico, circulación de vehículos a motor y seguridad vial los conductores de vehículos ni los conductores de bicicletas con una tasa de alcohol en sangre superior a 0,5 gramos por litro, o de alcohol en aire espirado superior a 0,25 miligramos por litro.

Artículo 21. Investigación de la alcoholemia. Personas obligadas.
Todos los conductores de vehículos y de bicicletas quedan obligados a someterse a las pruebas que se establezcan para la detección de las posibles intoxicaciones por alcohol.
Igualmente quedan obligados los demás usuarios de la vía cuando se hallen implicados en algún accidente de circulación (artículo 12.2, párrafo primero, del texto articulado).

Artículo 27. Estupefacientes, psicotrópicos, estimulantes u otras sustancias análogas.
1. No podrán circular por las vías objeto de la legislación sobre tráfico, circulación de vehículos a motor y seguridad vial los conductores de vehículos o bicicletas que hayan ingerido o incorporado a su organismo psicotrópicos, estimulantes u otras sustancias análogas, entre las que se incluirán, en cualquier caso, los medicamentos u otras sustancias bajo cuyo efecto se altere el estado físico o mental apropiado para circular sin peligro.
2. Las infracciones a las normas de este precepto tendrán la consideración de muy graves, conforme se prevé en el artículo 65.5.a) del texto articulado.

Artículo 36. Conductores obligados a su utilización.
1. …….. En los descensos prolongados con curvas, cuando razones de seguridad lo permitan, los conductores de bicicletas podrán abandonar el arcén y circular por la parte derecha de la calzada que necesiten.

Artículo 36. Conductores obligados a su utilización. Arcenes
1. ……..En los descensos prolongados con curvas, cuando razones de seguridad lo permitan, los conductores de bicicletas podrán abandonar el arcén y circular por la parte derecha de la calzada que necesiten.
2. Se prohíbe que los vehículos enumerados en el apartado anterior circulen en posición paralela, salvo las bicicletas, que podrán hacerlo en columna de a dos, orillándose todo lo posible al extremo derecho de la vía y colocándose en hilera en tramos sin visibilidad, y cuando formen aglomeraciones de tráfico. En las autovías sólo podrán circular por el arcén, sin invadir la calzada en ningún caso.

3. El conductor de cualquiera de los vehículos enumerados en el apartado 1, excepto las bicicletas, no podrá adelantar a otro si la duración de la marcha de los vehículos colocados  paralelamente excede los 15 segundos o el recorrido efectuado en dicha forma supera los 200 metros.

Artículo 38. Circulación en autopistas y autovías.
1. Se prohíbe circular por autopistas y autovías con vehículos de tracción animal, bicicletas, ciclomotores y vehículos para personas de movilidad reducida (artículo 18.1 del texto articulado).
No obstante lo dispuesto en el párrafo anterior, los conductores de bicicletas mayores de 14 años podrán circular por los arcenes de las autovías, salvo que por razones justificadas e seguridad vial se prohíba mediante la señalización correspondiente. Dicha prohibición se complementará con un panel que informe del itinerario alternativo.

Artículo 48. Velocidades máximas en vías fuera de poblado.
………..
e) Para ciclos, ciclomotores de dos y tres ruedas y cuadriciclos ligeros: 45 kilómetros por hora. No obstante, los conductores de bicicletas podrán superar dicha velocidad máxima en aquellos tramos en los que las circunstancias de la vía permitan desarrollar una velocidad superior.

Artículo 54. Distancias entre vehículos.
1. Todo conductor de un vehículo que circule detrás de otro deberá dejar entre ambos un espacio libre que le permita detenerse, en caso de frenado brusco, sin colisionar con él, teniendo en cuenta especialmente la velocidad y las condiciones de adherencia y frenado.
No obstante, se permitirá a los conductores de bicicletas circular en grupo sin mantener tal separación, extremando en esta ocasión la atención, a fin de evitar alcances entre ellos (artículo 20.2 del texto articulado).

Artículo 62. Orden de preferencia en ausencia de señalización.
1. Sin perjuicio de lo que pueda ordenar el agente de la autoridad o, en su caso, indicar el personal de obras y el de acompañamiento de vehículos especiales o en régimen de transporte especial, el orden de preferencia entre los distintos tipos de vehículos cuando uno de ellos tenga que dar marcha atrás es el siguiente:
a) Vehículos especiales y en régimen de transporte especial que excedan de las masas o dimensiones establecidas en las normas reguladoras de los vehículos.
b) Conjunto de vehículos, excepto los contemplados en el párrafo d).
c) Vehículos de tracción animal.
d) Turismos que arrastran remolques de hasta 750 kilogramos de masa máxima autorizada y autocaravanas.
e) Vehículos destinados al transporte colectivo de viajeros.
f) Camiones, tractocamiones y furgones.
g) Turismos y vehículos derivados de turismos.
h) Vehículos especiales que no excedan de las masas o dimensiones establecidas en las normas reguladoras de los vehículos, cuadriciclos y cuadriciclos ligeros.
i) Vehículos de tres ruedas, motocicletas con sidecar y ciclomotores de tres ruedas.
j) Motocicletas, ciclomotores de dos ruedas y bicicletas.

Sección 3.ª Normas de comportamiento de los conductores respecto a los ciclistas, peatones y animales
Artículo 64. Normas generales y prioridad de paso de ciclistas.
Como regla general, y siempre que sus trayectorias se corten, los conductores tienen prioridad de paso para sus vehículos en la calzada y en el arcén, respecto de los peatones y animales, salvo en los casos enumerados en los artículos 65 y 66, en que deberán dejarlos pasar, llegando a detenerse si fuera necesario.
Los conductores de bicicletas tienen prioridad de paso respecto a los vehículos de motor:
a) Cuando circulen por un carril bici, paso para ciclistas o arcén debidamente señalizados.
b) Cuando para entrar en otra vía el vehículo de motor gire a derecha o izquierda, en los supuestos permitidos, y haya un ciclista en sus proximidades.
c) Cuando circulando en grupo, el primero haya iniciado ya el cruce o haya entrado en una glorieta.
En los demás casos serán aplicables las normas generales sobre prioridad de paso entre vehículos.
Sección 6.ª Supuestos excepcionales de ocupación del sentido contrario
Artículo 88. Vehículos inmovilizados.
1. Cuando en un tramo de vía en el que esté prohibido el adelantamiento se encuentre inmovilizado un vehículo que, en todo o en parte, ocupe la calzada en el carril del sentido de la marcha, salvo que la inmovilización venga impuesta por las necesidades del tráfico, podrá ser rebasado, aunque para ello haya que ocupar la parte de la calzada reservada al sentido contrario, después de haberse cerciorado de que se puede realizar la maniobra sin peligro.
Con idénticos requisitos se podrá adelantar a conductores de bicicletas, ciclos, ciclomotores, peatones, animales y vehículos de tracción animal, cuando por la velocidad a que circulen puedan ser adelantados sin riesgo para ellos ni para la circulación en general.

Sección 2.ª Normas especiales de paradas y estacionamientos
Artículo 94. Lugares prohibidos.
1. Queda prohibido parar:
………
h) En los carriles destinados al uso exclusivo del transporte público urbano, o en los reservados para las bicicletas.

CAPÍTULO X
Utilización del alumbrado
Sección 1.ª Uso obligatorio del alumbrado
Artículo 98. Normas generales.
1. Todos los vehículos que circulen entre el ocaso y la salida del sol o a cualquier hora del día en los túneles, pasos inferiores y tramos de vía afectados por la señal «Túnel» (S-5) deben llevar encendido el alumbrado que corresponda de acuerdo con lo que se determina en esta sección.
2. La regulación de los sistemas de alumbrado que no estén prohibidos, o en todo lo que no esté expresamente previsto en este capítulo o en otros preceptos de este reglamento, se ajustará a lo dispuesto en las normas reguladoras de los vehículos.
3. Las bicicletas, además, estarán dotadas de los elementos reflectantes que, debidamente homologados, se determinan en el Reglamento General de Vehículos.
Cuando sea obligatorio el uso del alumbrado, los conductores de bicicletas llevarán, además, colocada alguna prenda reflectante que permita a los conductores y demás usuarios distinguirlos a una distancia de 150 metros, si circulan por vía interurbana.

Artículo 114. Puertas.
1.       Se prohíbe llevar abiertas las puertas del vehículo, abrirlas antes de su completa inmovilización y abrirlas o apearse de aquél sin haberse cerciorado previamente de que ello no implica peligro o entorpecimiento para otros usuarios, especialmente cuando se refiere a conductores de bicicletas (artículo 45 del texto articulado).
1.

Artículo 118. Cascos y otros elementos de protección.
Los conductores de bicicletas y, en su caso, los ocupantes estarán obligados a utilizar cascos de protección homologados o certificados según la legislación vigente, cuando circulen en vías interurbanas, salvo en rampas ascendentes prolongadas, o por razones médicas que se acreditarán conforme establece el artículo 119.3, o en condiciones extremas de calor.
Los conductores de bicicletas en competición, y los ciclistas profesionales, ya sea durante los entrenamientos o en competición, se regirán por sus propias normas.

CÓDIGO DE TRÁFICO Y SEGURIDAD VIAL
§ 21 Reglamento General de Vehículos
CAPÍTULO II
Ciclos, vehículos de tracción animal y tranvías

Artículo 22. Ciclos y bicicletas.
1. Los ciclos, para poder circular, deberán disponer de:
Un sistema adecuado de frenado que actúe sobre las ruedas delanteras y traseras. Un timbre, prohibiéndose el empleo de otro aparato acústico distinto de aquél.
2. Además, para circular de noche, por tramos de vías señalizados con la señal de «túnel» o cuando existan condiciones meteorológicas o ambientales que disminuyan sensiblemente la visibilidad, los ciclos, exceptuando las bicicletas, deberán disponer de:
·         Luz de posición delantera y trasera.
·         Catadióptricos traseros y laterales no triangulares.
·         Catadióptricos en los pedales.
3. Los ciclos y ciclos de pedaleo asistido quedan exceptuados de obtener la autorización administrativa a la que se hace referencia en el apartado 1 del artículo 1.


4. Las bicicletas, para circular de noche, por tramos de vías señalizados con la señal de «túnel» o cuando existan condiciones meteorológicas o ambientales que disminuyan sensiblemente la visibilidad, deberán disponer de los siguientes dispositivos: Luz de posición delantera y trasera, catadióptrico trasero, y podrán disponer de: catadióptricos en los radios de las ruedas y en los pedales.


Por último recordar que todas estas normas se aplican en vías públicas y en vías privadas de uso público como puede ser el parking en superficie de un hiper.

Cortesía de Bufete Etxebide

viernes, 1 de mayo de 2015

26 de abril de 2015 - Milan-San Remo, La Classicissima

¿Qué tienen en común ciclistas como Gino Bartali, Fausto Coppi, Miguel Poblet, Eddy Merckx, Laurent Fignon, Gianni Bugno, Claudio Chiappucci, Laurent Jalabert, Mario Cipollini, Erik Zabel, Fabian Cancellara, Paolo Bettini, Oscar Freire, Alexander Kristoff o Jonh Degenkolb? Todos ellos han sido vencedores de uno de los cinco monumentos del ciclismo, de La Classicissima, de la Milan-San Remo.

Son 300 kilómetros de auténtico ciclismo, de historias épicas. A principios del año nos planteamos la posibilidad de intentarla. Lo más problemático: la distancia a la que está el punto de partida, 1.300 kilómetros desde la puerta de casa. Finalmente, nos decidimos. Salimos el jueves, vamos en coche con calma, aprovechamos el fin de semana en Milán y volvemos entre lunes y martes. El plan estaba hecho. Ahora sólo quedaba entrenar para no sucumbir a la Via Aurelia.

El jueves cargamos el coche y salimos para Milan. El tiempo es bueno y vamos haciendo kilómetros. Comemos cerca de Toulouse, en Villefranche de Laurageais y conseguimos llegar a Valence para dormir. Al día siguiente salimos temprano y pasamos por Grenoble, Chambery y Albertville y nos disponemos a cruzar a Italia por el túnel de Fréjus. 43€ de peaje nos cuesta cruzar el túnel, pero salvamos los Alpes, algo que no pudo hacer Aníbal, que los cruzó a lomos de elefantes.

Entramos en Italia y lo primero que notamos es la diferente forma de conducir de los italianos. Nos adelantan los Cinquecentos como si fueran Ferraris. Pasamos Turín y para las dos de la tarde estamos entrando en Milán. Aparcamos en la calle Filippo Bruneleschi, donde tenemos reservado el apartamento. Daniele tarda alrededor de media hora, que aprovechamos para estirar las piernas. El apartamento está bien. Nos organizamos, solucionamos el papeleo y nos bajamos a comer a un kebab-pizzeria. Comemos a buen precio y muy bien. Aprovechamos la tarde para buscar el recorrido para ir a la línea de salida de La Classicissima, para poder ir en bici el domingo. Aprovechamos para comprar algo para la cena y nos volvemos a descansar, cenar y dormir.

El sábado vamos a Milanofiori a recoger el dorsal. Vamos en metro y nos cuesta un buen rato. Cumplido el trámite volvemos al metro y nos dirigimos al centro, a visitar Il Duomo. La anterior vez que estuvimos no vimos la fachada porque estaban aún instalados los andamios. Hoy podemos admirar la fachada gótica en toda su magnitud. Recorremos toda la catedral y visitamos la tumba de San Carlos Borromeo (no sabíamos que estaba enterrado aquí).

Después de disfrutar del Duomo y de su grandeza, entramos a la Galería Vitorio Emanuele. Esto debe ser parte de la milla de oro de Milán. Están Luis Vuitton, Prada, Versace, Swarovski,... En todas las tiendas estaba un guarda de seguridad en la puerta que te controlaba al entrar. Comemos en la zona y decidimos ir al apartamento andando, paseando por Milán. Llegamos sin problemas, descansamos, cenamos, preparamos las cosas para el domingo y nos vamos a dormir, con los nervios previos de la víspera de una jornada importante.

El despertador suena a las 5 de la mañana. Fuera está aún oscuro, pero parece que no llueve. Las previsiones durante la semana era que íbamos a mojarnos seguro. Sin embargo, según nos acercamos al domingo las posibilidades de lluvia han ido disminuyendo. La temperatura es suave. Decido salir de corto, con camiseta de rejilla y manguitos. Para las 6,15 ya estoy en la calle y comienzo a pedalear hacia la salida. Trato de ir relajado, quitando nervios, pero es difícil pensando en lo que queda de día y si añadimos la incertidumbre climatológica, el nudo en el estómago es importante. Llego a Milanofiori tras 9 kilómetros agradables, varios de ellos al lado de uno de los canales de Milán. Hay ciclistas por todas partes, preparando las bicis, calentando,...

Poco a poco nos vamos colocando en la salida. No somos demasiados, alrededor de 1.000 ciclistas. Se da la salida y comenzamos a pedalear. Un grupo de alemanes con el mallot “Jungen” desaparecen a toda velocidad. Yo me preocupo de encontrar un grupo que vaya rápido pero en el que pueda ir cómodo. Formamos un grupo de 10 ciclistas, comandado por cinco griegos. Hay un inglés, un italiano, dos catalanes y yo. Nos entendemos perfectamente. Los griegos se encargan de tirar y no nos reclaman colaboración. El ritmo ronda los 33-35 kms./hora. Avanzamos bien. A los 50 kilómetros nos alcanza otro grupo. Un semáforo se pone rojo y aprovecho a desaguar. Me pilla el semáforo verde sin haber terminado y el grupo se me escapa. Intento enlazar. El calentón que me pego es importante y no consigo reducir la diferencia. Ahora son muchos ciclistas y yo estoy solo. Decido aflojar y esperar que algún grupo llegue por atrás. No tarda mucho y llegan tres ciclistas. Ahora somos dos italianos (uno de ellos resultó ser francés a pesar de llevar un maillot de Roma), un alemán con maillot Movistar y yo. Colaboramos entre los cuatro hasta que alcanzamos un grupo y ya los relevos son más espaciados. El terreno comienza a ondularse. Las llanuras de la Lombardia se acaban y nos acercamos a Liguria. Poco a poco se aproxima el Turchino, la primera dificultad montañosa del día. Antes estaba el primer avituallamiento. Aprovecho para rellenar bidones y sigo haciendo camino. A unos 10 kilómetros del alto comienza a llover. Mientras estoy decidiendo si paro o no para ponerme el chubasquero, aparece Marian con el coche. Paro, me pongo un chubasquero de goretex y sigo para arriba. La verdad es que se me hace fácil, aunque subo a mi ritmo, sin cebarme en ninguna rueda, pensando en todo momento que aún me quedan otros 150 kilómetros y los más duros.

En el alto del puerto se pasa un túnel y comienza una bajada larga, virada y con la carretera mojada. Me lo tomo con calma sin asumir ningún riesgo. Aún me queda mucha tarea por hacer. Llego a Genova-Voltri y alcanzo al Team Fantolino. Me pongo a rueda y hago unos cuantos kilómetros con ellos. En los primeros kilómetros de la Via Aurelia hay un par de subidas pronunciadas. Pregunto si es alguno de los Capos y me dice que no, que es piu lontano y que me lo tome con calma que queda mucho. La carretera es ondulada, pero sigo con piernas. Llego a Spotorno donde está el siguiente avituallamiento. Marian me espera con el coche, donde me cambio los guantes largos por otros cortos. Dejo el chubasquero y cojo agua y sales. Como algo y sigo adelante. Quedan aún 90 kilómetros. Es mejor no pensarlo.

Capo Cervo lo subo fácil. Nos vamos acercando a la meta. Capo Berta comienza fuerte. Son rampas mantenidas del 9 por 100. Prácticamente no baja del 7 por 100. Se me empieza a atragantar y me como la cabeza. Si empiezo a pasar penurias aquí, ¿qué puede pasar en la Cipressa o en el Poggio?

Mejor no pensar. Al coronar Capo Berta hay un avituallamiento. Tomo una coca cola y bajo detrás de una Vespa que no hace más que mirarme por el retrovisor. Durante toda la Via Aurelia me propongo seguir a mi ritmo. Hay ciclistas a los que paso, que no pueden seguir mi ritmo y otros que me pasan y a los que no quiero seguir, porque me da miedo reventar antes de meta.

La estrategia da sus frutos. Pasamos Imperia y se acerca el final. La Cipressa comienza a subir desde el mismo cruce. Los dos primeros kilómetros son los más duros. Las rampas oscilan todo el rato en el 8 por 100. Tras el primer tornante la pendiente se suaviza. La carretera está rodeada de viñas y de olivos. El paisaje es espectacular y procuro imprimirlo en mi retina, pues no voy a parar a hacer una foto. La carretera está plagada de pintadas. Predominan las de Nibali. Corono La Cipressa y mi cabeza se relaja, sólo queda el Poggio. El descenso es empinado, entre los muros de las villas. En el cruce de la Via Aurelia hay tres ciclistas alemanes que preguntan por la Cipressa, ya que se han pasado la entrada y deciden subirla por el descenso. Yo sigo avanzando, ya me quedan pocos kilómetros. El tramo entre La Cipressa y el Poggio parece más llano en la tele, pero es ligeramente ondulado. Por fin veo el cruce del Poggio. Al comenzar a subir, la pierna izquierda me da un aviso, pero bajo un piñon y se pasa. Las piernas aún me permiten subir de pie. Está claro que los entrenamientos en Etxauri han dado sus frutos. En el alto está el cartel de 4 kilómetros a San Remo. El descenso es rápido y muy revirado. Aún tengo los reflejos alerta, así que no paso apuros. Justo al terminar la bajada entramos en San Remo. Esto se acaba. Sin embargo, la organización es penosa y me detengo en una rotonda porque no sé dónde está il arrivo. Un italiano me señala la Via Garibaldi y me dice que me queda un kilómetro. Me monto en la bici y por fin cruzo la línea de meta.

El objetivo ha sido cumplido: he ganado el carnet de ciclista al terminar la Classicissima, uno de los cinco monumentos del ciclismo. Estoy feliz. Me hago unas fotos en la recta de meta con mi hijo. Nos juntamos varios ciclistas que hemos compartido ruta: Francesco, uno de los griegos, el francés con el maillot de Roma... Todos estamos felices por haber completado toda la prueba.

Lo mejor de La Classicissima ha sido su recorrido, paisajes, entorno y los propios participantes.

Lo peor ha sido la organización y la forma de conducir de los italianos. La organización ha sido lamentable. Había cruces que no estaban señalizados. Los avituallamientos estaban demasiado espaciados (gracias a que yo tenía al coche que me iba abasteciendo de agua y comida) y eran excesivamente escasos. Hubo bastantes ciclistas que se saltaron los cruces de La Cipressa y del Poggio. Sin embargo, en otros cruces estaban incluso los Carabinieri. En la zona de llegada no había ni siquiera un voluntario. Y en la entrada a San Remo ni existían las indicaciones: debían suponer que conocíamos el recorrido.

De cualquier forma, ha merecido la pena realizar este recorrido y el esfuerzo que ha supuesto hacerlo. Me siento ahora parte de la historia de esta carrera o, quizás, esta carrera forma parte ahora de mi historia. El día, meteorológicamente hablando, ha sido ideal para practicar el ciclismo, a salvo el agua que hemos sufrido en el Turchino.

Y esta aventura ha terminado. Y ha sido posible gracias a un equipo. Gracias a Marian y a Rubén por haberme apoyado durante los entrenamientos y en todo el viaje. El coche de apoyo fue fundamental y lo realizaron con una profesionalidad encomiable.

Y gracias a Patxi Cía, por todo el apoyo y dirección, a pesar de hacerme sufrir con los entrenamientos.

Y ahora a pensar en el siguiente objetivo.